fbpx
+34 658 91 28 81 / + 34 937 789 442 info@psptravel.com

Llegó el momento de descubrir los secretos de uno de los países más atractivos del sur europeo. Su ubicación estratégica, de cara al océano Atlántico, lo ha convertido en terreno de disputa de grandes imperios. Su cultura está marcada por la salida al mar y por la intrepidez y fama de sus navegantes. Te proponemos recorrer los 5 lugares imperdibles de Portugal.

1. Monasterio de los Jerónimos

Emplazado en el actual barrio de Belem, este monumental monasterio fue construido a lo largo de todo el siglo XVI. Se trataba de la gran época de los descubrimientos portugueses y de hecho, fue erigido para celebrar el regreso de Vasco de Gama de la India. El estilo que predomina en toda la ciudad y en este monasterio en particular se llama manuelino, una combinación de tardío gótico con elementos renacentistas y moros. Se caracteriza por contner elementos de inspiración marítima y símbolos del poder de la realza. El estilo debe su nombre a Manuel I (1495-1521) dado que fue durante su reinado cuando tuvo su apogeo. El monasterio fue construido sobre la iglesia de Santa María, donde descansan los restos del célebre navegante Vasco da Gama.

2. Puente Don Luis I

Este emblemático puente se construyó a finales del siglo XIX para unir las ciudades de Oporto y Vila Nova de Gaia, separadas por el río Duero. Está formado por un magnífico arco y dos pisos, uno de 175 metros y otro de 400 metros de largo. Por el piso inferior transitan vehículos y por el superior, el metro. En ambos niveles hay pasos para transeúntes, que funcionan además como miradores de ambas riberas del río y sus hermosas postales.

3. Sintra

La ciudad de los palacios es un sitio increíble en el que vale la pena detenerse. La construcción del primer palacio data del siglo XIV, cuando los reyes de Portugal deciden alejarse de Lisboa. Sus montes, propicios para practicar la caza y su particular entorno natural, llaman la atención de la realza. Sintra se convierte así en residencia vacacional de nobles y aristócratas, por lo que comienzan a proliferar palacios de todo tipo. Combinados con extensos jardines, bosques y hasta un castillo que data del siglo VIII, este increíble lugar es una cita obligada.

Sobre su colina más alta se encuentra  el Palacio da Pena, de inconfundibles y llamativos colores. Fue edificado sobre un antiguo convento de frailes de la Orden de San Jerónimo. Su espectacularidad es fruto de la mezcla de varios estilos, entre ellos el neogótico y el neomanuelino. El palacio se encuentra rodeado por un parque de tipo inglés, con las más variadas especies de árboles exóticos.

4. Museo del azulejo

Los azulejos son una expresión artística muy característica de Portugal. De origen musulmán, comenzaron a producirse en el país a fines del siglo XV y tuvieron su apogeo en el siglo XVIII. Pueden apreciarse revistiendo exteriores de casas, museos y palacios a lo largo del todo el país. El museo alberga una colección de azulejos extensa, a través de los cuales recorre  la historia de la capital lusa desde la ocupación árabe de Lisboa hasta el siglo XX.

5. Monasterio de Batalha

El origen de este monasterio se remonta a finales del siglo XIV, momento en que João I vence a los ejércitos castellanos en la batalla de Aljubarrota, en 1385. En honor a esta victoria, que puso fin a una crisis dinástica y lo convierte en rey de Portugal, se erige este monumento. Su construcción demoró más de dos siglos y aún hoy hay capillas inacabadas que, sin embargo, le otorgan un aire misterioso. Constituye uno de los referentes del estilo manuelino en Portugal.

Estos son sólo 5 lugares imperdibles de Portugal. ¡Hay muchos más! ¿Quieres conocerlo mas a fondo? ¡Apúntate a nuestro tour haciendo click aquí!